Cambio de ventanas: ¿qué hay que valorar?

Si está realizando diversas reformas en su hogar una de ellas quizá sea el cambio de ventanas, sustituir sus viejas ventanas por otras nuevas. Si ha decidido que las ventanas sean de aluminio, que es la principal opción de los consumidores en la actualidad, tendrá que valorar sus preferencias o que es lo que realmente quiere.

El aluminio es un material muy aislante y práctico, fácil de limpiar y de mantener, pero dentro del aluminio tendrá varias posibilidades como unas ventanas más o menos gruesas, el color de las ventanas o el tamaño.

Si reside en una zona con bastante tráfico o ruidos el aislamiento será primordial para usted, por ello vale la pena invertir en aislamiento tanto para que no escuche los ruidos del exterior como para alcanzar un mayor confort en el hogar, así mantendrá la temperatura del interior a los grados que desee y a su vez ahorrará en sus facturas de luz y calefacción.

Con un buen aislamiento en su vivienda notará la diferencia ya que esto contribuirá al descanso, las horas de sueño y su bienestar.

Si su casa no tiene mucha luz deberá intentar con las nuevas ventanas que entre la mayor cantidad de luz posible, es importante que los acabados de las ventanas sean discretos y que favorezcan la entrada de luz.

En cuanto a su sistema de apertura pueden ser correderas que es un sistema muy cómodo y con numerosas aplicaciones, no ocupa espacio al abrir la ventana y pueden tener de dos a cuatro raíles.

Las lamas pueden ser fijas u orientables las cuales permiten la ventilación natural para lograr una protección solar total o parcial. Su estructura de aluminio las hace muy seguras ante cualquier intento de ser forzadas o golpeadas.

El diseño es otro factor a tener en cuenta después de los anteriores, los acabados, el color de las ventanas y el tipo de cristal.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE